Cómo ahorrar luz usando el nuevo contador inteligente y el simulador de la CNMC

Cómo ahorrar luz

El cómo ahorrar luz ahora tiene respuesta gracias a la utilización del nuevo contador inteligente y al uso del simulador que proporciona la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). Ambas cosas se encuentran disponibles para todos aquellos que quieran reducir, aunque sea ligeramente, su factura.

Simulador de la CNMC para ahorrar luz

Esta herramienta da la posibilidad a los consumidores de conocer su consumo semanal o diario y así saber cuánto les cuesta la electricidad. Es una forma de que se conozca con detalle los momentos del día en los que se consume más electricidad, de tal manera que los consumidores puedan ajustar sus hábitos de consumo a una zona horaria más económica.

A su vez, da la oportunidad de comparar el coste del consumo con respecto del que habría sido en caso de haber tenido otro tipo de potencia u otra tarifa contratada.

Para hacer uso del simulador, hay que indicar si se dispone de contador inteligente e introducir datos que aparecen en la factura, tales como la potencia y el peaje de accesos contratado, así como el territorio en el que reside.

Cabe indicar que no pueden usar este simulador aquellos consumidores que hayan optado por un precio fijo anual o  hayan seleccionado otras ofertas suministradas por los comercializadores.

Contador eléctrico inteligente

Aquellos que buscan cómo ahorrar luz deben saber que el contador inteligente se instala en el cuadro de contadores. De no tenerlo instalado, la normativa permite como fecha límite el año 2018 para que todos los hogares dispongan de uno.

Es importante saber que para disfrutar del nuevo sistema de facturación que se ha impuesto a las eléctricas es imprescindible tener uno de estos contadores inteligentes instalados. Por ello, aquellos que desde octubre disponen de estos contadores ya pueden disfrutar de la facturación real, en vez de la estimada como hasta ahora.

Este contador ofrece información muy interesante para el consumidor:

  • Potencia contratada: es la que aplica el contador para el cálculo.
  • Consumo instantáneo: energía que se está consumiendo en todo momento.
  • Maxímetro: muestra cada cuarto de hora el máximo de potencias promedio.
  • Intensidad: según sea monofásica o trifásica, sirve para comprobar si está equilibrado el consumo.
  • Discriminación horaria: si está contratada, el contador muestra las lecturas según el periodo.
  • ICP: en caso de facturar con maxímetro debe estar apagado.
  • Cierres mensuales: hace cierres mensuales y guarda los datos de los tres últimos meses.
  • Energía reactiva: importante si hay tarifa 3.0, pues de sobrepasar el 33% de la activa, pasa a facturarse.

Es necesario hacer uso de un contador inteligente para ahorrar en la factura de la luz, de tal forma que se adapten los consumos a los momentos del día en que menos cuesta la electricidad. Para ello los datos facilitados por el simulador sirven de gran ayuda.